KAO STREET. DISEÑO DE PILAR LÍBANO. DELIVERY ASIÁTICO EN BARCELONA.

KAO Street es el nuevo negocio en Barcelona de comida asiática para llevar del reconocido grupo Kao. Un proyecto con un claro propósito: lograr un espacio muy urbano y conectado con la calle, con referencias gráficas modernas y que nos traslade a una cultura cosmopolita, cercana al mundo de la moda, del diseño gráfico, de la fotografía y del streetfood neoyorquino.

KAO Street es una alegoría a la calle. Su dueña, Meilan Kao -de la familia Kao, pionera en Barcelona de la comida asiática- es una apasionada de la moda, de los mercados urbanos, del grafismo, de New York… Buscaba un diseño vistoso, cercano a estos movimientos culturales punteros, abiertos y multidisiciplinares. Un local que fuera llamativo y vanguardista y en el que la frontera entre interior y exterior se desdibujara.

Un lugar para recoger tu comida asiática take away, pero también donde en algún momento pudieras sentarte en un ambiente acogedor y moderno, o echar un vistazo a otros productos interesantes, como ropa o libros.

El local se ha resuelto aplicando todas esas máximas, tras un proceso creativo en equipo juntamente con Meilan Kao. En primer lugar, se ha optado por una distribución distinta a la habitual en este tipo de negocios: la cocina no está a la vista y el cliente realiza sus pedidos en una recepción moderna, más propia de un hotel que de un negocio de comida. El espacio, que debía contemplar la opción de degustación dentro del propio local, incorpora una mesa grande única que sigue las líneas claras y arquitectónicas del resto de la “caja” interior, y que invita a pensar en una calle de algún distrito moderno de New York, rodeada de ropa y libros. Los neones o las portadas gráficas de los libros de la estantería, nos recuerdan al entorno de cualquier gran urbe, con sus luces y grandes anuncios.

La fachada se abrió por completo, convirtiéndose en un gran ventanal por el cual mirar y ser visto.

El material que más destaca es el cemento neutro y claro. La pared frontal es de un porcelánico de gran formato, como un concret. La pared que aloja las camisetas y mueble bajo de almacenaje incorpora unos espejos que logran doblar la sensación de amplitud. El mostrador y resto de mobiliario del espacio está hecho a medida.

El techo integra toda las instalaciones de climatización, luz y audio, con un diseño agujereado que le aporta un toque industrial urbano. Lo que añade color al espacio son los neones de colores y el producto que se expone -camisestas y libros de fotografía, diseño o arte, principalmente-.

La zona de cocina y preparación está separada de la zona principal por unas cortinas de plástico. Es un espacio trabajado con las mismas características: con acero, cerámica y cemento. A éste, se suma un almacén y las cámaras frías. Por último, se ha diseñado un pequeño lavabo que sigue la misma honda, pensado para el personal del negocio.